Jaime Lucero, un mexicano Inmigrante de Oro

Jaime Lucero, un mexicano Inmigrante de Oro

…Todo el que emigra a esta nación y vive una vida de sacrificios “debe ponerle un precio muy alto a esta decisión”.

Por Evan Lewis

Nueva York. -Pocas historias de superación despiertan tanta simpatía como la de Jaime Lucero, un inmigrante mexicano que cruzó el río, la frontera, y se estableció en Queens a los 18 años de edad con una meta: Trabajar duro para alcanzar sus sueños de dirigir su propia empresa.

Lucero cree que todo el que emigra a esta nación y vive una vida de sacrificios “debe ponerle un precio muy alto a esta decisión”.

“Yo interrumpí mi vida en la flor de la juventud. Nos privamos de tantas cosas. Vamos a ponerle un precio bien alto. Que valga la pena”, les aconseja a los inmigrantes.

Lucero es una de los pilares sobre los que se sostiene la comunidad mexicana en Estados Unidos y fue a los 22 años cuando junto a un grupo de compueblanos, formó el Club Azteca en Queens, en 1979, y de donde él mismo afirma, surgió “toda esta gente que aprendió a valerse por sí mismos, y en el presente son la base de una comunidad mexicana. Todos los que participamos en ese entonces aprendimos que en grupo podemos multiplicar el esfuerzo de cada uno”.

Lucero es hoy es presidente de Casa Puebla, la institución a la que los mexicanos pueden acudir para buscar todo tipo de orientación. Casa Puebla es el sitio donde se reúnen las comunidades.
Propiamente la organización que opera en Casa Puebla se llama FAMA, Federación de Asociaciones México Americanas.

Los comienzos de Lucero fueron muy difíciles, por su condición de indocumentado, y el recuerda la época en que trabajaba “14 horas diarias seis días a la semana”.

“A mí al principio me pareció tan duro el trabajo. Tantas horas, por lo menos 14 diarias. Seis días a la semana Yo me hice la propuesta a mí mismo de aguantarme, de hacer algo que para mí que era nuevo. Yo no había hecho ese tipo de trabajo. Pude haber tenido otras oportunidades, pero me llamó la atención el trabajo. Es de dónde nosotros tomamos el ejemplo”, resaltó.

Lucero además de líder comunitario es un próspero empresario que les da empleo a más de 260 personas, en su compañía de transporte de ropa.

Él considera que la base de su éxito es “el esfuerzo, no es dinero, es el esfuerzo”, aunque sostiene que el ahorro es fundamental. “Tenemos que ahorrar. Tenemos que tener una base para partir”.

“Yo siento una responsabilidad moral, de estar con el que acaba de llegar, como con el que llegó hace cinco años. De compartir las experiencias, de compartir las oportunidades, de aprender uno de otros”.

Lucero recuerda que como empleado de restaurante ganaba buen dinero y que ascendió en posiciones pero que él estaba decidido a darle un giro a su vida, y que en 1985 fundó una compañía de transporte, la cual ya tiene 20 años de servicio.
Esa empresa recibe cargamentos de ropa de 14 países y lo distribuye en las grandes tiendas de nuestra área, incluyendo Sear, Bloomingdale, y Kolh.

Lucero, cuyos cuatro hijos nacieron en Estados Unidos, quiere que los mexicanos sepan que “compartimos un destino común. Que yo entiendo qué es lo que se siente pasar el río. Qué es lo que se siente trabajar en condiciones onerosas”.

Sobre la posibilidad de aspirar a una posición electiva en su país, nos dijo que “yo prefiero tener un foro con la autoridad moral para decirles. Yo se lo digo de esta manera a nuestros gobernantes cuando tengo la oportunidad. Decirle hagamos un México mejor. Un México que retenga a su gente. Que nos dé la oportunidad a nosotros, que lo hicimos, que interrumpimos esa juventud. Que nos de la oportunidad de que ya en la edad adulta, cuando sea yo viejo, el respeto de que me pueda morir en México”.

“Que me digan a mi que valió la pena. Venir aquí, contribuir en algo. y mi premio no es no es dinero, no es reconocimiento, es sólo es un lugar, allá, de vuelta, en mi país. Vivir con la tranquilidad, ver un país próspero, ver una comunidad con oportunidades, y que borre la idea de que nosotros vamos a regresar arriesgando la integridad física”, subrayó nuestro INMIGRANTE DE ORO

Nota publicada por Evan Lewis el 7 de septiembre del año 2006
Ver publicación original: Jaime Lucero, un mexicano Inmigrante de Oro

Share this!

Jaime Lucero, un mexicano Inmigrante de Oro Subscribe to our RSS feed. Tweet this! StumbleUpon Reddit Digg This! Bookmark on Delicious Share on Facebook

Leave a reply

*

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*